Tags

, , ,

Este tipo de bodas son mucho más relajadas e informales. No te desesperes por implementar cosas demasiado complicadas o sofisticadas. En primer lugar, el vestido tiene que ser de un tejido fresco, en lugar de raso o otras telas clásicas. Esto te mantendrá fresca. No tienes por qué apostar por el color blanco, también puedes llevar un vestido de colores pastel, siempre y cuando éste no lleve brillos o apliques en exceso, ya que éstos se pueden acentuar con la luz diurna.

Tu vestido puede ser corto o largo. En este último caso, es preferible que lo sea hasta los tobillos. Es aconsejable que no lleves cola ya que deberás arrastrarla por la arena y además de que te resultará muy incómodo, será poco elegante.

En cuanto al calzado, tienes que tener en cuenta que éste te permita caminar sobre la arena. Otra opción es ir descalza.

Cuando tengas que elegir peinado, opta por algo simple. El pelo recogido con una flor quedará fresco y natural. También puedes optar por una corona de flores.

No olvides dejar claro a tus invitados que la boda será en la playa. Así podrán elegir la ropa y el calzado para ir más cómodos. Durante la celebración puedes optar por regalar sandalias a los invitados, o ofrecer toallas para que se puedan limpiar los pies de arena. Normalmente, en las bodas que se celebran en la playa se pide a los invitados que vistan de blanco, es una opción accesible y muy favorecedora.

Para decorar el ambiente puedes utilizar adornos con velas flotantes, caracolas, piedras, arena, estrellas de mar, brújulas, flores exóticas… Cualquier elemento que tenga relación con el mar y utilizar colores como el azul marino, el turquesa, el coral o el verde, y estampados a rayas.

Procura que el menú contenga alimentos frescos, y si son productos de mar, mucho mejor. Para refrescar a los invitados puedes ofrecer zumos y cócteles de frutas tropicales y como postre, ¿qué me dices de unos helados?

Ten en cuenta que la celebración estará expuesta a las condiciones climáticas. Lamentablemente no podrás cambiarlas, pero sí puedes evitarlas ofreciendo a tus invitados sobreros de paja o abanicos, poniendo carpas, para que protejan a los invitados del viento, el sol o la lluvia, y si la boda se celebra de noche, puedes regalar mantas a tus invitados más frioleros.

Llegada la noche pueden lanzar globos de luz, y si el hotel lo permite, prender una fogata.

Por último, y no menos importante, disfruta al máximo de tu elección. En las bodas playeras la creatividad y la libertad son la premisa, así que puedes modificar a tu gusto detalles y formalidades. Tus invitados te lo agradecerán, y generarás un clima distendido y familiar.

0fdae03d483840028e7caf5ce4606b4d 1b35a2d71744726da6cc7b96e8e24610 2ff63d90904839a6286cd1d3550e7896 3dcbbde98143897f21b48e4f9c4c6f52 3ed175161a9dc2d4832be36f7c10aadb 6a41772548b56b59c1d33960d427b3e8 8b9c37badc847fc495500961f186b3de 25d2954e1dbdeba67c13335471a520bd 29fbb052d6a77a96d7d43d00c70afd2a 046e6ef8f2e16da69f513e7eecdbb0a4 82e9f0ec8e2770bdbf74de8c04488f70 89f0d2f17e57aee84f33302704600af1 208efb0f1601063a31922acf06a2f978 459fd42577fd703f023d7cae6b0e1820 7196b9a50e985ac392d782cb798750da 8778b41d88b1f3b11dd586c3ccbc8517 a75edd3a58a4b9b3de3ffa886692cce5 a6037852e277a63cfe3634651535da81 b24f2645f7e2f7e6410367c665f8c34b d9782ae5b26df5be6e93af44f3a270d5 db60ef0448c2331b70d0302fb96b5dc8 ebee3d8a0088c43ad95ead45c21d6dce